Informe Laboral Euskadi
Balance del año 2018

El Informe Laboral de Euskadi se elabora desde la Fundación ISEAK. Presenta la evolución trimestral laboral de nuestra Comunidad Autónoma, haciendo uso de los datos publicados por la Encuesta de la Población Activa del INE, que permiten una comparativa regional enriquecedora.

Para el balance del año 2018, se destacan los siguientes elementos:

Distribución Laboral de las personas adultas (>16 años) en Euskadi

El año 2018 ha sido, como ya se había anticipado en trimestres anteriores, positivo en cuanto a creación de empleo. En este año 2018 se han creado 15.000 empleos, cantidad similar a la creada en 2017, mientras que el desempleo ha disminuido en 9.000 personas. Este descenso es menor al observado en 2017, año en el que el número de desempleados disminuyó en 18.000 personas, es decir, en el doble, pero también es cierto que a medida que el número de desempleados es menor, aquéllos que quedan son en general quienes afrontan mayores dificultades para salir a un empleo. Finalmente, el número de inactivos ha aumentado en 3.000 personas, aumento débil y menor al experimentado en años anteriores.

Tasas de Paro

La tasa de desempleo sigue disminuyendo y se sitúa en el 9,58% a finales de 2018, la cifra más baja de todo el Estado. Además de Euskadi, únicamente Cantabria y Navarra presentan tasas de desempleo por debajo del 10%, aunque es cierto que el descenso en la tasa de paro se observa en todas las regiones.

Por sexo

La tasa de paro femenina supera ligerísimamente a la masculina - 9,98% para las mujeres frente a 9,22% para los varones. En cualquier caso, al comparar las tasas de paro por género de Euskadi con el resto nacional, se observa una convergencia muy superior de las mismas en Euskadi que en la mayoría de las regiones, pues en el total nacional la tasa de paro femenina alcanza el 16,26% mientras que la masculina es inferior al 13%.

Por edad

En Euskadi la tasa de paro tanto de aquéllos entre 25-44 años como los mayores de 44 años disminuye por debajo del 10%. Unicamente los jóvenes presentan tasas de paro claramente superiores, en concreto el 23,12%. Tradicionalmente, la tasa de paro de los jóvenes es aproximadamente el doble que la del resto de la población, aunque a partir de la crisis, esta diferencia ha aumentado. Esto es debido principalmente a las mayores dificultades a las que se han enfrentado los jóvenes al salir a un empleo frente a personas de mayor edad, en general a su primer empleo, dada la falta de experiencia laboral. Por esta razón es importante habilitar medidas que faciliten una transición rápida y adecuada de los jóvenes del sistema educativo al mundo laboral.

Distribución de las Personas Ocupadas

Se muestra a continuación cómo se distribuyen desde el punto de vista laboral las 931.000 personas ocupadas con las que Euskadi cuenta a finales de 2018, que como ya se ha apuntado anteriormente, son 15.000 personas más de las que había hace exactamente un año.

Por sexo

En Euskadi hay 484.120 varones ocupados (el 52%) frente a 446.880 mujeres (el 48%). En el último año se ha producido un repunte notable en el número de mujeres ocupadas, pues parece que la recuperación económica ha beneficiado más al colectivo de mujeres. De hecho, como balance de 2018, el empleo masculino no sólo no ha crecido en términos absolutos, sino que éste ha descendido en unas 2.000 personas. Sin embargo, a día de hoy hay 17.000 mujeres empleadas más en Euskadi que hace exactamente un año. Como se verá posteriormente, este fenómeno está relacionado con el repunte en el empleo del sector servicios, que es mayoritariamente femenino y al estancamiento en el empleo del sector industrial, cuyo empleo es mayormente masculino. Las diferencias en la distribución del empleo por sexo en Euskadi son inferiores a las que se observan en otras regiones, a pesar de la fuerte presencia del sector industrial en nuestra comunidad, que como ya se ha apuntado es mayoritariamente masculino. Nos hace pensar que si no fuera por la fuerte presencia del sector industrial en el empleo de Euskadi posiblemente el empleo sería aún más paritario en cuanto a género.

Por edad

No se observan cambios significativos en la distribución del empleo por edad en Euskadi. Si bien el año pasado se había observado un ligero repunte del empleo joven, en 2018 su peso relativo, así como el número total de ocupados menores de 25 años, prácticamente se han mantenido estables. El aumento en 15.000 ocupados observado en 2018, por tanto, corresponde prácticamente en su totalidad a personas mayores de 25 años.

Por nivel educativo

Sigue la tendencia ya observada en Euskadi de una presencia mayoritaria de personas con estudios superiores en el empleo y la casi desaparición de aquéllos con estudios primarios.

Por sector de actividad

El sector industrial pierde 15.000 personas ocupadas en 2018, mientras que la construcción comienza a recuperarse, ganando 10.000 empleos en este último año. Es el sector servicios quien, sin embargo, más se beneficia del crecimiento del empleo, tanto en términos relativos, pues gana peso en el empleo total, como absolutos, pues recupera 21.000 empleos en este año último año.

Por tipo de contrato

La temporalidad en el empleo mantiene el alto nivel alcanzado en 2017, y alcanza el 26,5%. Si bien en 2017 se observó un repunte muy fuerte, de 3 puntos porcentuales, en la temporalidad del empleo, en 2018 la tasa de temporalidad se ha mantenido estable. De hecho, presenta cifras similares a la media del total nacional. En consecuencia, el balance del 2018 en cuanto a la evolución e la temporalidad en el empleo según la EPA es que no se han producido cambios apreciables.

Por tipo de jornada

La tendencia de la jornada parcial sigue siendo decreciente. Si bien la parcialidad alcanzó el 19% en 2014, es cierto que a partir de ese momento, que es precisamente cuando la recuperación económica comenzó a producirse, ésta no ha hecho más que descender. A finales del 2018, 16 de cada 100 personas tienen una jornada parcial y el resto, trabajan a jornada completa.

Distribución de Personas Desempleadas

Se presenta la distribución de las 99.000 personas desempleadas que tiene Euskadi en 2018, así como los cambios más apreciables en cuanto a su distribución.

Por sexo

Se ha mostrado anteriormente que el descenso en el número de desempleados en 2018 ha alcanzado las 9.000 personas. Si desagregamos este cambio por género, se observa que el descenso favorece fundamentalmente a varones, pues a finales del 2018 hay 7.000 varones desempleados menos frente a un descenso de 2.000 mujeres. Uno podría pensar que es en cierto modo contraintuitivo que el aumento en el empleo favorezca fundamentalmente a mujeres mientras que el descenso en el desempleo afecte mayoritariamente a los varones. Lo que este dato revela es que el descenso en el número de desempleados varones no se debe a su entrada en el mercado laboral, sino a un tránsito hacia la inactividad, bien sea por motivos de jubilación u otros que los datos no nos permiten vislumbrar.

Por duración del desempleo

Leve descenso en la incidencia del desempleo de larga duración en Euskadi. Si bien el 2017 fue un año en el que el descenso fue muy notable – casi 5 puntos porcentuales – en 2018 el descenso sólo alcanza un punto porcentual. 59 de cada 100 personas que están desempleadas en Euskadi llevan buscando empleo durante más de un año; esta cifra del desempleo de larga duración continúa siendo la más alta del estado. Si bien es cierto que en términos absolutos el número de personas desempleadas de larga duración es menor al de otras comunidades, pues la incidencia del desempleo en Euskadi es menor, no es menos cierto que entre el colectivo de desempleados la cronificación es un problema mayor para el que hay que buscar medidas de activación efectivas.

¿Buscas más información sobre el panorama del mercado laboral en Euskadi?